viernes, abril 6

Llueve en Panamá...

Cuando llueve comparto mi paraguas, si no tengo paraguas, comparto la lluvia.
Enrique Ernesto Febbraro
     La lluvia se dejo caer por primera vez en algunos meses. Cae justo a tiempo a decir verdad, la tierra estaba sedienta. Podría tomar la analogía de la lluvia y hablar de muchas cosas, sobre como los seres humanos somos tan inconformes que celebramos las primeras lluvias para luego estarnos quejando dentro de unas semanas deseando la vuelta del verano, podría criticar los falta de previsión del gobierno ante los problemas que cada año acarrean las lluvias, se acabo la época seca y no se hizo nada, vendrán los desbordes, las inundaciones y muy probablemente la capital se quede una vez más sin agua pues la potabilizadora aun no esta lista para procesar tanta cantidad de agua, podría quejarme pues se acabaron los días soleados y frescos o celebrar las primeras lluvias que refrescan la tierra y hacen cantar a los pajarillos. Pero no voy a hacer nada de eso, voy a ahorrarme y a ahorrarles esas reflexiones para otro día, hoy solo quería celebrar la belleza de la lluvia que hace brotar de entre las piedras y la tierra seca flores como estas


Hoy solo quería, a modo de moraleja cursi, que aun aquellas cosas de las cuales podemos quejarnos traen cosas hermosas y agradables. Y quien sabe, a lo mejor este año los panameños no nos quejamos de la lluvia y el gobierno ha desarrollado un plan en secreto para solucionar todos los problemas de la época lluviosa, nunca se sabe, total hoy he aprendido que tras la más dura de las piedras se puede esconder la más delicada de las flores.

2 comentarios:

  1. Tenés razón...

    A mí me gusta el verano más que el invierno, pero aún la lluvia trae buenas cosas a su tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso este post.
    Saludos, Joao

    ResponderEliminar