jueves, agosto 8

De Dominic y Hannah (o de una madre y un hijo)

Ha llegado Dominic a nuestra vida y aunque nos avisó con nueve meses de anticipación su llegada ha estado llena de sorpresas, ver su carita, conocerle, verle abrir sus ojos y recorrer con la mirada el mundo a su alrededor, observarlo como con avidez por media hora y luego llorar desconsoladamente a los cinco minutos pues se ha ensuciado el pañal. Quien diga que los recién nacidos son aburridos es que no le ha tocado cuidar a uno. 

Sin embargo lo que más me ha impactado de la llegada de Dominic no han sido las emociones fuertes y mixtas que han invadido mi pecho al sentirme papá o el sorprenderme por la forma en que siento con todo mi ser amar a ese niño a quién apenas he conocido por seis días. Mi mayor impacto del asunto ha sido conocer a Hannah como mamá, verla desvelarse, sufrir por la herida de la cesárea, ser exprimida por el bebé y nunca quejarse, hacerlo con una sonrisa y amando a Dominic. 

Mi admiración mi respeto y mi amor por Hannah han crecido en cantidades difíciles de medir o explicar. Mi impotencia como hombre al verme limitado en muchas ocasiones a ser un mero espectador del amor y del cuidado. Estoy fascinado por como la vida crece y se toma todo alrededor, como un ser indefenso y dependiente puede provocar tanto amor y atención.

Cualquier intento de escribir siempre queda corto, es inútil, es de esas cosas de la vida que de poco sirve escribirlas o intentar describirlas, es de esas cosas que simplemente hay que vivirlas y limitarse a decir: Es maravilloso, soy feliz. 

5 comentarios:

  1. No hay duda que los niños son una pequeña muestra de que Dios sigue sustentando este mundo. Es sorprendente el revuelo que crea la llegada de un bebé en todos los que en alguna manera se relacionan con sus padres.
    Que Dios bendiga a Dominic y a ustedes y como su nombre lo indica, llegue a ser un verdadero siervo de Dios.

    ResponderEliminar
  2. Hermosas palabras, Ariel! Disfruten mucho de Dominic. Todos ya se lo deben decir, pero es verdad: crecen muy rápido!

    ResponderEliminar
  3. Me siento feliz por ustedes Tulio! Que privilegio!

    ResponderEliminar
  4. Qué lindo. Un abrazo muy fuerte a los tres!

    ResponderEliminar
  5. Un enorme abrazo a los 3. Qué .

    ResponderEliminar